Buscar
  • Lille en español

¿Cuál es el origen del welsh y por qué se come en Lille?


El welsh: una de las comidas típicas de Lille


El welsh es uno de los platos estrella de la región de Lille que podemos encontrar en cualquier estaniment. Una mezcla de queso cheddar fundido, cerveza y mostaza que nos vuelve locos especialmente a los amantes del queso ¿Pero cuál es el origen de este plato? Muy relacionado con el propio nombre, no es difícil de adivinar si aún no lo sabes.


Los orígenes del welsh en Gales


Y como no podía ser de otra forma, para encontrar los orígenes del welsh tenemos que irnos hasta Gales donde el queso cheddar es más utilizado en las recetas. En Gales incluso al Welsh se le denomina Croque Gallois o Welsh Rabit. Exactamente habría que remontarse hasta Baincthun en 1544 cuando se comió el primer Welsh aquí en el norte de Francia.


Este plato se cocina desde el siglo XVII debido a que era necesario buscar un plato que reemplazará a la carne de conejo en tiempos de escasez. En aquella época todos los platos de baja calidad se asociaban con Galés y de ahí, el nombre de “Welsh”. Otra de las teorías es que fueron los ingleses quienes dieron el nombre al plato para burlarse de que sus vecinos galeses no sabían cazar.


El Welsh cruzó definitivamente la frontera cuando Boulogne-sur-Mer fue tomada por los galeses bajo el reinado de Henri VII. Hoy en día puedes encontrar el Welsh en todas sus vertientes: welsh con salchicha, welsh burger e incluso welsh al maroilles (todo un sacrilegio).


La receta del welsh para hacer en casa


Aunque en Lille hay bastantes restaurantes donde puede disfrutarse un buen Welsh, la receta es bastante sencilla y lleva muy poco tiempo, alrededor de 45 minutos. Para cocinar un welsh necesitas los siguientes ingredientes para dos personas:


  • 400 gr de welsh

  • 12 cl de cerveza

  • ½ pan de campaña

  • 2 lonchas de jamón cocido

  • 2 huevos

  • 2 cucharadas de sopa de mostaza

  • Una pizca de pimienta




  1. Cortar el queso cheddar en pequeños trozos, aproximadamente del tamaño de un dado. Cortar dos trozos de pan tipo tostada y colocarlos en cada uno de los platos para Welsh.

  2. Echar dos cucharaditas pequeñas de cerveza en cada uno de los recipientes donde vas a hacer el welsh. Es necesario guardar 10 cl para el resto de la receta. Después añadir dos cucharadas de mostaza también en el fondo de cada recipiente.

  3. Colocar una loncha de jamón cocido en cada recipiente.

  4. En una sartén fundir los trozos de cheddar sin añadir ningún aceite o grasa y remover de forma continua.

  5. Una vez el queso esté fundido, añadir la mostaza y un poco de pimienta.

  6. Cuando la mezcla este homogénea puede colocarse en los recipientes junto con el jamón. Calentar en el horno a 200º durante alrededor de 15 minutos.

  7. Durante este tiempo, freir los dos huevos en una sartén o incluso fundirlos directamente con el Welsh en el horno.

  8. Retirar los Welsh del horno y añadir el huevo en el caso de que aún no estuviera junto al resto del plato. Acompañar de una ensalada y unas patatas fritas y bon appetit!

© 2020 En-clave de marketing - Elena Rodríguez. Creado con Wix.com